Black Mirror: episodio “White Bear” (Charlie Broker, 2013)

 

Año: 2013

País: Reino Unido

Director: Charlie Brooker (Creator), Carl Tibbetts

Reparto: Lenora Crichlow, Michael Smiley, Tuppence Middleton,Ian Bonar, Elisabeth Hooper, Nick Bartlett

Género: Intriga. Ciencia ficción. Drama | Sátira. Crimen.Supervivencia. Secuestros / Desapariciones.Mediometraje

Sinopsis:

“White Bear”, segundo episodio de T2 de Black Mirror, existe para confirmarnos que Charlie Brooker tiene una mente particularmente dotada para crear atmósferas malsanas. Y como ya demostró en “Be Right Back”, que podía tenderle un hilo a aquel “The National Anthem” en varios elementos, en esta nueva píldora de mal rollo de apenas cuarenta minutos tenemos un ejercicio de terrible realismo que golpea duro al espectador incluso aunque éste quiera adelantarse a los acontecimientos con el ‘ahora va a pasar esto’. Y es que si algo ha demostrado la miniserie de Channel 4 es tener la capacidad de dar giros y vueltas sobre su premisa, incluso en ocasiones colocar la sorpresa en primer término para evitar ser tildado de efectista: es decir, que va con las cosas por delante. Y no solo eso: se permite jugar con los conceptos y recoger detalles ya expuestos dando forma a guiones poco menos que perfectos, coherentes a nivel interno (el anterior “Be Right Back” ya ofrecía este nivel de depuración) y tremendamente satisfactorios.

Lo que resulta evidente es que “White Bear” es el episodio menos sesudo, por así decirlo, de todos los emitidos. La naturaleza de su propuesta (que prefiero no desvelar, pues la clave es llegar a cierto punto y dejarse sorprender) obliga a que todo sea más efectista. La dirección de Carl Tibbetts, británico que podría haber filmado alguno de los episodios más psicotrópicos de “American Horror Story: Asylum” está llena de concesiones a la torpeza (contrapicados forzosamente cutres, cámara en mano en ocasiones) y aliándose con el director de fotografía Zac Nicholson consigue dar con una textura de imagen más austera que en los episodios previos de la serie. El guión avanza, los personajes añaden capas, pero lo verdaderamente importante de este ‘oso blanco’ es descubrir en qué consiste. Sus últimos 10-15 minutos son excelsos. consiguen el impacto al que se apela con esta representación de la humanidad zombificada (Brooker lleva arrastrando esta metáfora desde “Dead Set”, aunque ahí la literalizaba) frente a la pantalla y el símbolo vacuo. Atentos además a las imágenes que se alternan entre los créditos porque terminan por redondear lo que hasta entonces había parecido más cercano al concepto abrazado por cierta sci-fi a lo ‘Masters of Horror’ que a la tecnología ‘de pasado mañana’ que abraza Brooker.

En resumen: “White Bear” es otro pelotazo que va directo a donde más duele. Mira la pantalla, eso es todo. El show debe continuar.

(Fuente: filmaffinity.com)
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s